domingo, 6 de julio de 2008

El árbol que perdió su infancia

Pinto era un pino de Oregón que, desde pequeño, soñaba con ser grande. Su especie llegaba a alcanzar los sesenta metros.
Le habían dicho que la vista desde las grandes alturas era maravillosa. Sus amigos le mostraban distintas bellezas naturales, pequeñas plantas, flores, insectos, grandes animales y hasta personas, pero no les prestaba atención; iba creciendo y siempre sucedía lo mismo, lo único que le interesaba era lograr una gran altura.
Al llegar a la estatura deseada, confirmó que el panorama desde tan alto era espectacular. En las conversaciones con sus amigos, escuchaba cosas muy extrañas para él, hablaban de chicos jugando a la pelota, de perros que corrían, de abejas que se posaban sobre las flores, y cantidades de comentarios sobre seres que no llegaba a distinguir desde allá arriba.
Pero ya no pudo bajar para conocerlos, se los había perdido mientras esperaba llegar bien alto. El futuro es para soñar; el presente, para disfrutar.

6 comentarios:

mai dijo...

Buena historia para recordar. ¿cuántas cosas nos perdemos por el camino cuando sólo pensamos en llegar ?

Ella dijo...

Es verdad. Se dice, por ejemplo, que la felicidad es un medio y no un fin, a veces se nos olvida ser felices en el presente por pensar que lo seremos en el futuro y así se nos pasa la vida.

anabalvarez dijo...

Me he guardado este maravilloso blog como favorito, tanto para mi utilidad personal como profesional, ya que soy educadora y todos los recursos de este tipo son una maravilla. Gracias y felicidades por este espacio!!

Maria H. Sanchez dijo...

buena moraleja, me siento identificada (en parte) con Pinto. espero de hoy en adelante no perderme muchas cosas mientras sueño con mi futuro. un saludo y enorabuena por el blog! siempre consigues que quiera volver. un saludo de Coquette!

Anónimo dijo...

Por un clic de suerte he encontrado este blog, el cual ya he puesto dentro de mis favoritos.

Algunos de ellos los compartiré con mis alumnos, pero me hubiera gustado saber quiénes son los autores.

Gracias por compartir la información

Moro dijo...

Desde que conoci tus libros mi vida se a mejorado internamente, me salvaste de perderme totalmente, mi vida no se a arreglado por completo pero has sido un gran apollo, mil gracias sr Jorge Bucay gran amigo, hermano y sobre todo ser humano.