martes, 17 de junio de 2008

Estoy aquí de paso

En el siglo pasado, un turista americano fue a El Cairo a visitar al famoso rabino polaco Hafez Ayim.
El turista se quedó sorprendido al ver que el rabino habitaba en un cuarto sencillo, lleno de libros, y en el cual los únicos muebles eran una mesa y un banco.

-Rabi, ¿dónde están los muebles? -preguntó el turista.

-¿Y dónde están los suyos? -le retrucó Hafez.

-¿Los míos? ¡Pero si yo estoy aquí de paso!
-Yo también -dijo el rabino

7 comentarios:

tia elsa dijo...

que sabiduría, es claro si estamos solo de paso, hermoso cuento, un cariño Tia Elsa

Ego dijo...

Yo también.
Ahora que se acerca San Juan, puede ser una buena y festiva excusa para quemar las sobras.
Un (b)eso!

Pinkys dijo...

e importante hacer notar que no habia muebles pero si aprendizaje en los libros, no olvidemos que venimos de paso a aprender.

como siempre buen cuento :)

-J

Camille Stein dijo...

buena enseñanza, vivir con la temporalidad siempre presente, a flor de piel y de vida diaria

un beso

Sara dijo...

Estamos pasando...que razón!!!
pues yo en mi pasar, hoy con un ratito más que en estos días pasados... te dejo mi cariño amigo cuenta cuentos.
¿Te está siendo leve o el ritmo está haciendo su mella? esto se suaviza yaaaaaa! por fin!!!
Un abrazo

Cachibache dijo...

cierto,muy cierto!!!!

Anónimo dijo...

Cuan cierto es y dificil de aceptar, nos absorbe el sistema consumista esclavisandonos con su marketin hasta olvidarnos a que venimos.