viernes, 23 de mayo de 2008

El vuelo del halcón

Un rey recibió como obsequio, dos pequeños halcones, y los entregó al maestro de cetrería, para que los entrenara.
Pasados unos meses, el maestro le informó al rey que uno de los halcones estaba perfectamente, pero que al otro no sabía qué le sucedía: no se había movido de la rama donde lo dejó desde el día que llegó.
El rey mandó llamar a curanderos y sanadores para que vieran al halcón, pero nadie pudo hacer volar al ave. Encargó, entonces, la misión a miembros de la corte, pero nada sucedió.
Al día siguiente, a través de la ventana, el monarca pudo observar, que el ave aún continuaba inmóvil. Entonces, decidió comunicar a su pueblo que ofrecería una recompensa a la persona que hiciera volar al halcón.
A la mañana siguiente, vio al halcón volando ágilmente por los jardines. El rey le dijo a su corte,
"Traedme al autor de ese milagro".
Su corte rápidamente le presentó a un campesino. El rey le preguntó:
- ¿Tú hiciste volar al halcón? ¿Cómo lo hiciste? ¿Eres mago?
Intimidado el campesino le dijo al rey:
- Fue fácil mi rey. Sólo corté la rama, y el halcón voló. Se dio cuenta que tenía alas y se echó a volar.
¿A qué estás agarrado que te impide volar?¿De qué no te puedes soltar?

12 comentarios:

Hoy quiero contarte dijo...

Un mes de mayo movidito de trabajo. Solo me da tiempo de poneros un cuento cada día. Espero poder contestar pronto a vuestros mensajes y visitar algunos blogs amigos que tengo un poco olvidados. Todo eso será cuando baje un poco la marea de estos días. Un beso a tod@s y gracias por continuar leyendo estos cuentos.
Agradezco muchisimo vuestros comentarios.

Xiketä dijo...

Una historia, como siempre, con una gran mensaje.
Casi siempre estando cobijados ante nuestra cotidianeidad, ante lo que ya controlamos y que más o menos nos protege, necesitamos despertar del sueño para ver que hay algo más que la vida que creemos que conocemos, y necesitamos que nos arrebaten nuestra seguridad para poder avanzar, para saber evolucionar...y subir más escalones en la vida.
De nada sirve aferrarse a lo que ya conocemos por miedo a fracasar, si lo que quieres es volar más alto.
Besos y gracias

Camille Stein dijo...

hay tantas cosas imaginarias a las que nos aferramos... cualquiera vale como pretexto para negarse a volar: el miedo

un beso

Pequeña Ainhoa dijo...

No te preocupes si no nos contestas a nuestros comentarios, lo primero eres tú, descansa y a seguir escribiendo estos cuentos son tan maravillosos, para mi siempre es un gusto pasar por aqui.
Buen fin de semana.
Un beso hasta el cielo
Loly, la mamá de Ainhoa.
Me aferró a tantas cosas con tal de no volver a sentir miedo al dolor, pero es inevitable, vivo o vivimos con él.

María dijo...

No te preocupes, primero están las obligaciones y después las devociones.

Cada cuento lleva en su interior, un mensaje, como cada persona, es un mundo, lleno de misterios, algunas con más miedos que otras ante los problemas de la vida, pero todas con el mismo miedo: la muerte.

Un abrazo.

virgi dijo...

q sabio cuento!!!, q importante papel el del campesino, y q necesario es a veces ese "empujoncito"

Sara dijo...

Me imagine que algo estaba pasando, ya que te echaba mucho de menos por mi rinconcito, espero que ese ritmo desenfrenado se suavice un poquito y nos permitas disfrutar un poquito más de ti, gran persona.
Como siempre tu cuento...hoy a mi me ha impactado sobremanera, ya que son tantas, pero tantas cosas a las que estoy agarrada que me impiden volar que...no sabría ni por cual empezar.

un abrazote

Luna Carmesi dijo...

Al final las peores cadenas son las que nos ponemos...
Saludos!

lamcmbm dijo...

Hola cuenta cuentos,

Paciencia, tranquilidad, poco a poco se va haciendo todo el trabajo.

A lo único que nos hemos de agarrar con fuerza es a la vida y a aquellas personas que nos la llenan con cariño, a todo lo demás no se debe tener miedo, solo respeto. De este modo podremos disfrutar más de lo que tenemos y abriendo las puertas a los nuevos retos, extenderemos las alas y volaremos lejos.

Buenas noches y buenos días

Juan J. Carrasco dijo...

Acabo de visitar tu Blog, del que me he hecho asiduo visitante.
He leído varios cuentos, maravillosos todos ellos, pero éste me ha gustado mas...
Magnífico trabajo y sigue adelante, tus cuentos nos hacen falta ya...
Un fuerte abrazo.

Anónimo dijo...

esta muy bien pero el problema esque no tiene imagenes animadas yo las necesitaba y tmabien una moraleja pero bueno esta muy buneo tu blog ojala puedas decirme como crear un blog

Santiago dijo...

me encantan los halcones! son mi ave prefeida, tienen una mirada unica!
justo saque pasaje en avion para irme a ecuador.. habra de estos?
donde los encuentro?