lunes, 7 de abril de 2008

Arreglar el mundo

Un científico, que vivía preocupado con los problemas del mundo, estaba resuelto a encontrar los medios para aminorarlos. Pasaba sus días en su laboratorio en busca de respuesta para sus dudas.
Cierto día, su hijo de seis años invadió su santuario, decidido a ayudarlo a trabajar. El científico, nervioso por la interrupción, le pidió al niño que fuese a jugar a otro lado.
Viendo que era imposible sacarlo, el padre pensó en algo que pudiera entretenerlo.
De repente se encontró con una revista, en donde había un mapa con el mundo, justo lo que precisaba. Con unas tijeras, recortó el mapa en varios pedazos y junto con un rollo de cinta, se lo entregó a su hijo diciendo: - “Como te gustan los rompecabezas, te voy a dar el mundo todo roto para que lo repares sin la ayuda de nadie.”
Entonces calculó que al pequeño le llevaría 10 días componer el mapa, pero no fue así. Pasadas algunas horas, escuchó la voz del niño que lo llamaba calmadamente: - "Papá, papá, ya hice todo, conseguí terminarlo".
Al principio el padre no creyó en el niño. Pensó que sería imposible que, a su edad, hubiera conseguido componer un mapa que jamás había visto antes. Desconfiado, el científico levantó la vista de sus anotaciones, con la certeza de que vería el trabajo digno de un niño. Para su sorpresa, el mapa estaba completo.
Todos los pedazos habían sido colocados en sus debidos lugares. ¿Cómo era posible?¿Cómo el niño había sido capaz? – “Hijito, tu no sabías cómo era el mundo, cómo lo lograste?”
– “Papá, yo no sabía cómo era el mundo, pero cuando sacaste el mapa de la revista para recortarlo, ví que del otro lado estaba la figura del hombre. Así, que dí vuelta a los recortes, y comencé a recomponer al hombre, que sí sabía como era.” - “Cuando conseguí arreglar al hombre, dí vuelta a la hoja y ví que había arreglado al mundo.”

7 comentarios:

Mediterráneo dijo...

¡Precioso cuento!
Si hubiera tantos niños como hombres necesitados de composturas, el mundo no necesitaria de sastres.

Te iré leyendo despacito, para no dejar de pensar.

Mis saludos

Diana dijo...

GUAU!
Precioso!
Acabo de conocer tu blog y, si lo demás es en la línea de este pots; seré habitual en su lectura.
Una pasada de cuento, en serio.
Un saludo desde Coruña.
PD.
Aunque no es comparable al tuyo, no al menos a lo que ví, te invito a visitar mi pequeño blog.

www.tuqueloveas.blogspot.com

DIANA.

Anónimo dijo...

Hola, sí considero que, tanto tú como yo, tenemos parte de razón.Pero creo que yo, al pensar en la vida, pienso en la realidad, sin añadirle nada que no sea cierto.Un besito y cuidate

elsolnosilumina.

kArens0nikA dijo...

Gracias por pasarte por mi blog
me encanto eltuyo y lo del link siempre k tu dejes una hacia mi blog

eso cuidate

Sara dijo...

Cuando puse el link hacia tu blog en el mio, lo tenia claro!!!soy asidua lectora de Bucay,de Tierno, de Rovira y ahora a esta lista te añado a ti...da gusto enlazar a tu blog y leer cosas tan bonitas.
un abrazote.

Paloalagua dijo...

He descubierto que a mí me dejaste el mismo comentario que a otra mucha gente: que si qué bien estaba mi blog y tal y cual.

En fin, es una manera de hacerse publicidad, pero no la comparto. Al menos personaliza los comentarios.

Un saludo.

Roberto Sepúlveda Cárcamo dijo...

Hermoso!
Si el humano no cambia, el mundo seguirá yendo al abismo.
Excelente blog, saludos!