lunes, 7 de abril de 2008

Cuento árabe

A un oasis llega un joven, toma agua, se asea y pregunta a un viejecito que se encuentra descansando:
-¿Que clase de personas hay aquí?
El anciano le pregunta:
-¿Qué clase de gente había en el lugar de donde tu vienes?
-"Oh, un grupo de egoístas y malvados -replicó el joven-estoy encantado de haberme ido de allí.
A lo cual el anciano comentó:
-Lo mismo habrás de encontrar aquí.
Ese mismo día otro joven se acerco a beber agua al oasis y viendo al anciano preguntó:
-¿Qué clase de personas viven en este lugar?
El viejo respondió con la misma pregunta:
-¿Qué clase de personas viven en el lugar de donde tu vienes?
-"Un magnífico grupo de personas, honestas, amigables, hospitalarias, me duele mucho haberlos dejado."
-"Lo mismo encontraras tu aquí", respondió el anciano.
Un hombre que había escuchado ambas conversaciones le preguntó al viejo:
-¿Cómo es posible dar dos respuestas tan diferentes a la misma pregunta?
A lo cuál el viejo contestó:
-Cada uno lleva en su corazón el medio ambiente donde vive. Aquél que no encontró nada bueno en los lugares donde estuvo no podrá encontrar otra cosa aquí. Aquél que encontró amigos allá podrá encontrar amigos aquí.

10 comentarios:

Nuevo Icaro dijo...

Me recuerda a algo que leí hace tiempo, no son las mismas historias pero me transmiten las mismas sensaciones aunque las percibo de otra forma. Saludos.

Mediterráneo dijo...

Me gustan los cuentos, nos enseñan a mirar, a comprender, a sentir, a vivir.
No imagino una infancia sin estas tres pálabras: "Erasé una vez..."
Por favor, que nos acompañen hasta la vejez para seguir llenando nuestros equipajes en este viaje que es la vida.
Gracias por tu visita a mi blog, por tus pálabras y halagos.

Nos leémos. Saludos

PD. Sabio cuento árabe

Pri Iogolia dijo...

Muito bacana seus contos,adorei o blog.
E muito obrigada pela visita ao estudio 54.
Bjs brasileiros
Pri

Patricia dijo...

Buenísimo escrito, concuerdo muchísimo con lo que dice mediterráneo, se agradece leer un cuento que deje una enseñanza, que te haga pensar... en definitiva, reflexionar.

Saludos.

montse dijo...

Ha sido bueno encontrar tu espacio, porqué tus cuentos aportan grandes reflexiones que siempre va bien recordarlas.
Un abrazo.

Hoy quiero contarte dijo...

¿Qué tipo de gente hay donde vives tu?

Mediterráneo dijo...

Mis gentes son cariñosas, soñadoras, comprometidas, luchadoras, entusiastas, comparten lo que tienen, les duele el dolor ajeno como propio, no le dan mucho valor a lo material... En definitiva: es gente sencilla.

Hoy quiero contarte dijo...

Pues ahora ya voy sabiendo como eres, Mediterraneo. Y me gusta. Me siento honrado por tus visitas, y me siento a gusto con ellas. Entra siempre que quieras en mi casa de cuentos, sirvete un café, estás en tu casa...

Lila Manrique dijo...

Los cuentos son maravillosos, la fantasía se teje con la realidad, dando vida a hermosas narraciones.
Mi abrazo y mi admiración a tus letras.

Anónimo dijo...

no estoy muy de acuerdo con el cuento yo vivi en un lugar hermoso con buena gente y ahora estoy viviendo en otro lugar con gente completamente diferente y soy la misma persona
Un saludo