domingo, 6 de abril de 2008

La vasija agrietada

Un cargador de agua en la India tenía dos grandes vasijas que colgaban a los extremos de un palo y que él llevaba encima de los hombros.
Una de las vasijas tenía varias grietas, mientras que la otra era perfecta y conservaba toda el agua. Cuando llegaba al final del largo camino, la vasija rota sólo contenía la mitad del agua.Durante dos años completos, esto sucedió diariamente. Desde luego, la vasija perfecta estaba muy orgullosa de sus logros, pero la pobre vasija agrietada se sentía miserable y estaba muy avergonzada de su propia imperfección.
Después de estos dos años, la tinaja quebrada le habló al aguador diciéndole: "Estoy avergonzada y me quiero disculpar contigo, porque debido a mis grietas sólo puedo entregar la mitad de mi carga".
El aguador, apesadumbrado, le dijo compasivamente: "Cuando regresemos a la casa, quiero que notes las bellísimas flores que crecen a lo largo del camino".
Así lo hizo la tinaja, pero de todos modos se sintió apenada, porque al final, sólo quedaba dentro de sí la mitad del agua que debía llevar.
El aguador dijo entonces: "¿Te diste cuenta que las flores sólo crecen en tu lado del camino? Siempre he sabido de tus grietas y quise sacar el lado positivo de ello. Sembré semillas de flores a todo lo largo del camino por donde vas y todos los días las has regado. Si no fueras exactamente como eres, con todos tus defectos, no hubiera sido posible crear esta belleza".
Cada uno de nosotros tiene sus propias grietas. Todos somos como esa vasija, pero debemos saber que nuestro cargador, que es Dios, si se lo permitimos, puede aprovechar las grietas para obtener maravillosos resultados.

8 comentarios:

Luluji dijo...

Gracias por la visita, me gustan tus cuentos, son sabios y sensibles, y es algo que siempre he valorado en esta vida.
Un abrazo, no lo dudes, ya he puesto tu enlace en mi bloc.
Besos :)

Ann dijo...

Thank you for your visit to my blog, I have very much enjoyed your stories and photographs, and will call back again :-)

Patricia dijo...

Vengo a agradecer tu visita y comentario... y claro que te enlazo, merece la pena, sobre todo por la temática del blog... un placer hacerlo.

Volveré a leer con más calma.

Un abrazo.

lauriteles dijo...

Hola veo gracias por visitsrme..... si que te agrego... con mucho gusto. pues me gustan los cuentos

Anónimo dijo...

Hola!Ah, por cierto, soy el blog:
http://elsolnosilumina.blogspot.com/ lo que pasa, que se me olvidó la contraseña, así que lo pongo en anónimo.
Gracias por tu visita me enorgulleze que alguién pierda unos minutos de su vida, para leer algo mio.Y, lo de enlazar, prefiero no enlazar, pero a nadie, no por nada, pero bueno no me hace falta seguiremos comunicandonos jeje.
Y me gustaria decirte que los cuentos no me gustan, porqué me interesa más la realidad de la vida misma, y no ''disfrazarla'' como hacian nuestros padres.Pero cada uno tiene sus puntos de vista.Un besito y Cuidate.Nos vemos

Anónimo dijo...

¿Qué opinas?
elsolnosilumina.
Espero tu respuesta.
Bss.

Hoy quiero contarte dijo...

Hola, sol que nos ilumina. Tienes razón: todo son puntos de vista. Y sí, sin duda la vida es mucho más apasionante que la ficción. Pero no por eso son excluyentes. Todo aquello que nos ayude a reflexionar sobre nuestra vida no va a sustituir esta vida, pero puede ayudar a mirarla desde otros puntos de vista.
Tú misma escribes en tu blog: "Hablo de la angustia de pensar en la vida.A veces, no logro quitarmelo de la cabeza". Pensar en la vida... forma parte de la vida misma. O no?

Cuidado dijo...

Gracias por su visita a mi blog. Visité el tuyo y la felices verle tener la capacidad para la traducción. Usted tiene buenas historias y fotografías agradables.