viernes, 25 de abril de 2008

Primera clase

En un vuelo aéreo entre Johanesburgo y Londres, una señora blanca de unos cincuenta años que está sentada al lado de un hombre de color llama a la azafata para quejarse:- ¿Cuál es el problema, señora?- Pregunta la azafata.- ¿Pero no lo ve?- Responde la señora. Me colocó al lado de un negro. No puedo quedarme al lado de estos ‘inmundos’. Deme otro asiento.- Por favor, cálmese- Dice la azafata - Casi todos los lugares de este vuelo están ocupados.Voy a ver si hay algún lugar en clase ejecutiva o en primera. La azafata se apura y vuelve unos minutos después.- Señora - explica la azafata - como yo sospechaba, no hay ningún lugar vacío en clase económica. He hablado con el comandante y me ha confirmado que tampoco hay lugar en ejecutiva. Pero sí tenemos un sitio libre en primera clase.Antes de que la señora pueda responder algo, la azafata continúa:- Es totalmente inusitado que la compañía conceda un asiento de primera clase a alguien que está en clase económica, pero, dadas las circunstancias, el comandante consideró que sería escandaloso que alguien sea obligado a sentarse al lado de una persona tan indeseable...Y, diciendo eso, la azafata mira al negro y dice:- Si el señor me hiciera el favor de tomar sus pertenencias, el asiento de primera clase ya está preparado.Todos los pasajeros de alrededor, que presenciaron la escena, se levantaron aplaudiendo por la actitud de la compañía.

Primera clase (Power point)

11 comentarios:

Tormenta. dijo...

Toma ya! Puedo imaginarme la cara de la "señora" jajaja.

Besos!.

clauarroyo dijo...

Gracias por tu visita a mi blog, me parece tremendo tanta xenofobia, pero la actitud de la compañía es fuera de serie.

Saludos.

Sara dijo...

Olé, Olé y más Olé p0r la compañía,es increíble muchas veces las situaciones que se dan...yo más que xenofobia creo que hay elitismofobia, es decir si ese "negro"fuese adinerado, o una personalidad o alguien importante verías si quería sentarse junto a él.

un abrazote grande

Mediterráneo dijo...

Escenas que se deberían dar más amenudo.
Como dice Sara: "... más que xenofobía creo que hay elitismofobía..."

Un saludo, Sr. Cuentacuentos

tia elsa dijo...

Buenísimo, ese cuento yo ya lo conocia, esta genial que buena lección se llevo la "Señora Discriminación".

Pequeña Ainhoa dijo...

No me gusta para nada la discriminación social en nigun sentido. Precioso, como todo lo que publicas.
Gracias y mi beso hasta el cielo.
Loly, la mamá de Ainhoa.

Verbo... dijo...

que mal cae eso, no soporto que en pleno siglo 21 todavia exista y se practique el discrimen.

M.

lamcmbm dijo...

Hola cuenta cuentos!
Comparto la opinión de Sara y del resto de lectores, no es tanto xenofobia, más bien es clasismo, es distinto que el incidente lo viva una persona sencilla, que una persona que ha triunfado en la vida, o que da esa impresión.
Siempre hay más tendencia a acercarse a los que tienen más que a compartir con los que tienen menos.
Saludos

Diana dijo...

Hola.
Ojalá se pudiera hacer algo así cada vez que alguien se comporta de forma tan propia de borregos ( con perdón de los borregos)
Un biquiño desde Coruña.
Diana

pünktchen dijo...

me gusta muchisimo tu manera de escribir!!!

Au Pair dijo...

que lindo cuento, corto pero con un buen mensaje!